sty

martes, julio 04, 2006

Photobucket - Video and Image Hosting

¿ DE QUE COÑO VAN ESTOS ?



Desde luego a estos de Trina habria que ponerlos mirando pa formentera, la versión balear de mirando pa Cuenca.

Que la ludopatía consumista da fuerza y vigor a nuestro sistema es evidnete, es más, lo sustenta y le hace cada día más fuerte. Sin charletas pesadas y solo añadir que va a comprar esta y otras marcas su puta madre y desde luego la fruta que como, la compro en el mercado de mi barrio, una mierda y cara, pero, a mi frutero.

3 Comments:

Blogger YoHannah said...

De pequeña tenía una amiga que estaba encargada de darle el biberón a su hermanita en ausencia de su madre. A veces se olvidaba y a la media hora lo recordaba. Entonces el bibe estaba helado. La hermanita en cuestión tenía un añito y medio y le decía "Tata sta fio" a lo que mi amiguita, que tenía a la sazón 13 años y era 3 mayor que yo-, respondía: ¡No tonti, no está frío, está fresquito! Pues lo de los pisos es lo mismo y el tema no es de ahora. Recuerdo los monólogos de Gila sobre pisos de los años (creo que 60) del boom inmobiliario franquista, de protección oficial y pésimas calidades que se ofrecían con muy buenas condiciones a los del sindicato vertical. Gila, decía cosas cómo que la humedad que se notaba en los pies era porque se estaba pintando el piso de abajo; en las habitaciones, si se ponía una cama no se podía abrir la puerta de entrada ni la del armario, etc. etc. En aquella época, los jóvenes trabajaban a los 14 años y se independizaban el varón, a partir de la vuelta del chico del servicio militar; y la mujer al casarse -para esta lo de "independizarse" era un decir, claro; y desde luego no porque se compraran un piso, sino porque alquilaban una habitación, o iban a una pensión o se reunían varios y alquilaban un piso... Bueno, me estoy enrollando y no sé si me estoy explicando. lo que quiero decir es que el tema de la vivienda ha estado siempre mal desde que yo lo recuerdo y en el pasado era aún peor puesto que además se vivía en una dictadura opresiva y asfixiante que facilitaba viviendas -aunque fueran muy malas- al proletariado adepto al régimen, mientras que el proletariado desidente tenía que emigrar o sufrir las condiciones infernales de quedarse... Bueno, mejor lo dejo y sigo cuando yomisma tengamás claro lo que quiero transmitir, que hoy estoy un pelín espesa ;-)

Un besote

Hannah

3:19 p. m.  
Blogger MEZQUETILLASVK said...

jjajajajaj

Te has explicado de maravilla cielo...jajajajj

Yo de joven me fui de okupa a Madrid en un piso de yonkis, para entrar a la cocina tenias que saltar un socavón de un metro y lo del baño me lo voy a ahorrar...jajajaj y la verdad que fue una experiencia enriquecedora.

Luego estuve con uno de mis mejores amigos en vallecas y no te cuento lo maravilloso que fue. haciamos fiestas de la ONU, hasta Ucranianos, cuando ni podian salir del pais.

Lo que te trato de decir es que hay que espabilar y echarle dos huevos y no pasa nada por comer pasta y arroz hasta jartate. Hay un excesivo proteccionismo de los padres hacia sus hijos ,pero, no hay que generalizar, lo cierto es que podiamos alquilar una casa por 26.000 pelas y comer casi del aire o de los buffets del circulo, de los cuales eramos unos expertos...jajaja. Hoy cualquier vivienda de alquiler es una pasta y el problema lo tienen ya no sólo los jóvenes, sino mucha gente con edades no tan fiesteras, tienen que compartir casa a montonera.

Hace falta vivienda social, no en venta sino en alquiler. No podemos ir pa tras... como los cangrejos.

La situación es insostenible y en próximas entradas me entenderás.

3:46 p. m.  
Blogger YoHannah said...

No, si yo ya te entiendo, lo que ocurre es que me gustaría que hubiera más rigor. Por ejemplo, cuando los alquileres costaban 26.000 pelas, ¿Cuál era el salario mínimo? ¿Cuál el salario medio? ¿Cuál el indice real de inflacción? ¿Cuál el índice de paro? ¿Qué pasaba en este país? etc.etc. Y que conste que estoy a favor de la vivienda digna y de los movimientos de reivindicación...

Un beso

8:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home